Volvemos de “I make 4 my city” con premio!


El pasado 6 de julio asistimos al evento I Make 4 My City que habíamos estado esperando desde hacía semanas y en el que presentamos nuestros proyectos. Fuimos un grupo en representación de los jóvenes Breakers de Sevilla, Barcelona, Madrid, Bilbao, Castelldefels y Valencia, junto con nuestros compañeros YAMakers de Fundació Friends.

El día empezó temprano para los que salimos de Barcelona. Viendo salir el sol desde el avión en dirección a Madrid, poco a poco nos fuimos despertando y preparando para el día lleno de sorpresas que nos esperaba.

Al llegar al aeropuerto, nos juntamos con el resto del grupo de Madrid entre cafés y encuentros inesperados.

 

 

Subimos al avión y, ahora sí, todos juntos despegamos en dirección a Marsella.

La ciudad más antigua de Francia nos acogió con un sol radiante. Mientras intentábamos pensar en otra cosa que no fuera el calor, comentamos primeras impresiones de la ciudad  y nos dirigimos al punto de encuentro para participar en el evento.


Cuando llegamos al recinto nos recibió el personal de Fundación Orange y el resto de convocados que nos acompañarían a lo largo del día. Tras saludar a algunas caras conocidas, empezó la jornada.

Primero nos organizamos por grupos. Nosotros formábamos parte del Green Team junto con los compañeros de Egipto, ganadores de la pasada edición I make 4 my city 2016.

A continuación, cada uno de los 17 equipos presentó su proyecto. Entre canelé y canelé, y con la camiseta de Breakers de la suerte puesta, nos dimos cuenta de que la final sería reñida.

El sol continuaba brillando, el personal del catering se apresuraba para traer nuevas botellas de agua y zumo tras reponer las que se acababan de terminar, y nosotros hablábamos con gente de todas partes intercambiando experiencias e intentado comunicarnos en francés.

La tarde del jueves transcurrió muy rápido y apenas tuvimos tiempo de distraernos entre actividad y actividad. Una vez habiendo puesto cara a la mayoría de los asistentes, nos anunciaron que tenían una sorpresa preparada. Intrigados, nos dirigimos al Puerto Viejo de Marsella. Allí desvelaron la sorpresa y subimos a un barco que nos paseó por la costa Marsellesa. Más risas, nuevos amigos, y mucha crema solar.

A la vuelta, ya con los pies en el suelo y sin perder tiempo para aprovechar al máximo el día, comimos algo rápido y nos dirigimos al estadio Orange Vélodrome donde se celebraría la ceremonia en un par de horas.

Algunos se pusieron sus trajes de gala y nosotros seguimos con las camisetas Breakers de la suerte. Previo al evento, nos mostraron el estadio. No nos costó mucho integrarnos en el entorno.

Arnau, Pere y Ana sentados en el banquillo del estadio Orange Vélodrome.

En breves empezaba el evento y nosotros estábamos cada vez más nerviosos. Después de cruzar una enorme alfombra naranja que nos llevó hasta la entrada, los acontecimientos se precipitaron. En un momento la sala estaba a rebosar y casi nos quedamos sin asiento.

El presentador subió al escenario y empezó la ceremonia. Como un solo día no había sido suficiente para mejorar nuestro francés y seguíamos teniendo problemas idiomáticos, seguimos la ceremonia en inglés con unos auriculares que nos dieron.

Por el escenario pasaban personajes famosos en la escena francesa que no supimos identificar. Nosotros estábamos muy atentos no fuera que se nos pasara algún momento crucial de la noche. Se sucedieron presentaciones, discursos y agradecimientos. De repente, comunicaron que iban a anunciar el primero de los tres premios: el premio especial. Nos miramos, medias sonrisas, nervios. Después de pasar todo el día juntos, Breakers y YAMakers ya eran primos hermanos y había complicidad entre ellos. Respiramos profundamente dispuestos a escuchar quién eran los ganadores…

Los ganadores fueron el FabLab Solidario de Burdeos con su proyecto Faboccia. Momentos antes de la celebración estuvimos hablando con ellos porque el proyecto de YAMakers también está relacionado con la Boccia.

La ceremonia continuó y el presentador anunció el siguiente premio, el premio del jurado. Intentando seguir la ceremonia con los auriculares, de repente nos pareció entender Breakers en medio de una frase. Nos miramos de nuevo, ¿es lo que nos había parecido escuchar? Sí, Breakers! Nos levantamos, nos abrazamos, y nos dirigimos hacia el escenario para recibir el premio.

No nos lo acabábamos de creer. Desde el escenario agradecimos a todos los implicados en el proyecto: participantes, facilitadores, colaboradores, equipo de Fundación Orange España, voluntarios… Hay mucha gente detrás de Breakers pero los verdaderos protagonistas son los chicos y chicas que han pasado por el programa.

Bajamos del escenario. A pesar de nuestras ganas de celebrar el premio, la ceremonia seguía. El último premio, el premio de las votaciones online, se lo llevó el Fablab Solidario Mamiratra de Antananarivo (Madagascar), con su proyecto de mano biónica para la petanca.

La ceremonia continuó con la música de Radio Babel Marseille, una mezcla de beat-box y músicas de todo el mundo a la que nos entregamos bailando.

Al terminar, estábamos hambrientos. Justo en este momento empezaron a sacar comida y bebida para todo el mundo.

Entre bailes, conversaciones y celebraciones, llegó medianoche y estábamos agotados. Ya quedaban pocas personas en la sala, no había música ni servían más comida, así que decidimos irnos.

El día siguiente transcurrió con calma. Aprovechamos la mañana para visitar la ciudad bajo el sol que seguía retándonos pero que ahora nos despedía.

breakers imake4mycity (29)
Al medio día, nos separamos: los de Barcelona empezaron su viaje en tren que les llevaría a encontrar pianos en estaciones de trenes y máquinas para consumir historias cortas; los de Madrid continuaron la aventura, ahora aérea, que les obligaría a quedarse más de lo previsto en la ciudad.

Nos despedimos con la agradable sensación de que a los chicos y chicas que han trabajado en los proyectos les hará ilusión el premio, y de que hemos conocido a mucha gente con la que nos gustaría volver a cruzarnos en algún momento.


Compartir:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + dos =